LOOKS con BUZOS para TODOS los días

Hace algunas temporadas que los buzos aparecieron en nuestra vida y los vemos en todos los percheros de las principales marcas y es uno de los referentes del street style actual.

Los buzos volvieron para quedarse y ayudarnos a interpretar al guardarropa en versiones más cancheras, urbanas, versátiles y descontracturadas.

¿Por qué? Ganan en comodidad para llevar a toda hora, ideales para las mañanas o para llevar a la oficina abajo de un tapado.

Cortitos, largos, rectos, oversized, buzo-vestido, tipo poncho, deshilachados, con puño, tipo camperita bomber, con lentejuelas, piedras, tachas. Todo vale en este universo.

Y las combinaciones son infinitas para llevarlos: con un jean, una mini, pantalón tipo sastrero o de cuero, un palazzo y hasta sobre un maxivestido, o bien cortos dejando ver una camisa debajo.

Llegaron para destronar al tradicional sweater, ese compañero infaltable del otoño-invierno, que cede un poco de su protagonismo a esta prenda que define outfits más casual.