TIPS para cuidar tu (pelo también en invierno)

Si pensamos en cuidado de pelo, cada una tiene su teoría distinta:

Que me lo lavo todos los días, que no me lo lavo, que me pongo productos para pelo seco, productos para rulos y así seguiríamos eternamente.

¿La verdad? No hay una teoría única. Cada una va a ir adoptando lo que mejor le resulte al pelo de cada una.

Sin embargo, podemos si, darle importancia a algunas recomendaciones que nos dan los expertos a diario.

Frecuencia de lavado

Este es un tema clásico para el debate. A la mayoría les cuesta aceptarlo y adaptarlo, pero aunque nos duela y nos sorprenda: La frecuencia de lavarse el pelo puede hacer más daño que bien.

Es decir, NO hay que lavarse el pelo todos los días ¿Por qué?.

Por que al lavárselo todos los días, el shampoo reseca el cuero cabelludo y por ende, este, termina produciendo mas aceite.

Obviamente esto viene de la mano de los distintos tipos de pelo.

Es decir, que si tu piel y pelo tiende a ser normal/seco. Quizá solo necesites lavártelo 2 veces por semana.

En cambio, si tu pelo y piel es mas grasosa, probablemente necesites lavártelo día por medio.

Dicho esto, no hay nadie mejor que uno mismo para saber que es lo que le resulta mejor a tu pelo. ¡Mi consejo es que vayas probando que te funciona mejor!

Probá durante un tiempo, no lavártelo todos los días (aunque cueste verlo graso), es cuestión de acostumbrarlo.

¿Cómo cuidar el pelo en invierno?

Muchas veces creemos que al pelo hay que solo cuidarlo y protegerlo del verano, el sol y el mar.

Pero el invierno tampoco ayuda a que el pelo se mantenga sano.

El frio deshidrata, lo pone más frágil e incluso afecta el calor de secadores.

Solemos recurrir más al uso del secador y planchita por que hace más frio.

Pero no nos damos cuenta que estos productos y todo lo demás produce que el pelo se deshidrate.

Por eso, necesitamos tener algún método de protección para que esto no pase, o en el caso de que ya este lastimado, cuidarlo más.

Es fundamental tener una buena base de productos de lavado que nos devuelvan la hidratación.

A su vez podemos utilizar productos para proteger el pelo del calor, ya sea un acondicionador (Dove 1 minute repair) o protectores térmicos para cuando lo secamos.

Ampollas, baños de crema y botox son algunos de los productos eco y accesibles que podemos encontrar y usar a lo largo de todo el año.

Y sino tratamientos intensivos (máscaras de tratamiento) o de noche (aceite de coco o almendra) son buenas alternativas para cuidar mas al pelo.