MODA POSTPANDEMIA: Calidad vs Cantidad

Tras casi dos meses de aislamiento, muchas industrias se vieron afectadas y una de ellas sin duda, es la industria de la moda. Debiendo adaptarse a las nuevas necesidades sociales, tanto las marcas como los diseñadores tuvieron que cerrar las puertas de sus locales y cambiar su metodología de trabajo.

moda-después-pandemia

¿No será momento de repensar como será el futuro para la moda y que podríamos mejorar?

La moda siempre fue un reflejo de lo que sucede en la actualidad, y a pesar de que el futuro luce más incierto que nunca, sabemos que la vida no volverá a ser como antes. Muchas de las marcas están aprovechando estos días para redefinir el modelo de su negocio y cuestionarse el papel que la moda le dará a la sustentabilidad.

Las actuales medidas de distanciamiento social tendrán repercusiones duraderas, transformando la mentalidad y los hábitos de entretenimiento, teletrabajo, moda y alimentación en todo el mundo.

Les dejo 5 importantes cambios que habrá en la moda post-pandemia:

1. ADIÓS FAST FASHION

moda-después-pandemia

Siendo la segunda industria mas contaminante del mundo después del petróleo, estos últimos años muchas marcas decidieron ser más transparentes y hacer algunos cambios en sus procesos de fabricación. Entre ellos, cambiar los materiales para minimizar los daños sobre el planeta, mejorar las condiciones de trabajo para sus empleados o reutilizar prendas viejas para evitar tantos deshechos. Si bien es un gran comienzo, la industria funciona gracias al consumo del fast fashion y para eso debemos educar al consumidor.

moda-después-pandemia

A raíz de la pandemia, muchas marcas se vieron perjudicadas por la cantidad de stock sobrante en los locales físicos que hasta el momento permanecen cerrados. Entre uno de los posibles escenarios para mejorar esto, se ha hablado de generar colecciones sólo por órdenes de compra, con el fin de minimizar costos y sobreproducción de prendas, lo que inevitablemente, ayudará a disminuir el impacto sobre el medio ambiente.

Otro de los rumores, es el fin de la estacionalidad. Sin colecciones ni temporadas, las marcas lanzarían pieza por pieza, para disminuir la velocidad del ciclo de producción y para que el producto sea deseable en lugar de impulsar la compra impulsiva.

2. EL AUGE DE LAS VENTAS ONLINE

moda-después-pandemia

Aunque ya habíamos detectado el crecimiento de los canales digitales y los envíos express, el brote sin duda lo ha acelerado. Un 20% de las personas que nunca habían hecho una compra online antes de la cuarentena, se vieron forzados a hacer una por primera vez, dejando atrás el desconocimiento y la falta de confianza.

A partir del cierre de todos los comercios y el descenso de las compras en tiendas físicas, las empresas no solamente relacionadas con la indumentaria, como para el hogar o alimentos, vieron un disparo en sus ventas online, siendo su principal fuente de ingreso.

Lo que está claro es que ahora el consumidor ha cambiado su forma de ver el mundo y esta alternativa será el punto de venta preferido durante los próximos meses, algo que presenta la oportunidad perfecta para comenzar a educar a los compradores y productores sobre la importancia del e-commerce y del consumo responsable.

3. LAS MARCAS MÁS CERCA QUE NUNCA

moda-después-pandemia

Las redes sociales (por no decir Instagram) permiten el contacto directo de las marcas con su público. La comunicación de las mismas ha sido muy delicada y hasta criticada éstos últimos meses. Dejando de hacer foco en la venta, deben acompañar a sus seguidores y entretenerlos, ya que ellos recordarán quienes estuvieron presentes ante la situación global.

A pesar de que las marcas se ven muy afectadas económicamente, es momento de interactuar con su comunidad, escucharla, compartir experiencias, responder a sus necesidades y hasta hacerlos sentir partícipes de los diseños de sus productos.

Uno de los grandes sucesos a partir del virus, fue la cancelación del Fashion Week varios países. Esto ha llevado al debate sobre si en el futuro, los desfiles más importantes serán únicamente digitales como una solución más rentable y eco-friendly.

Varios diseñadores y figuras importantes de la industria se sumaron a esta iniciativa, como Saint Laurent quien decidió bajarse del Paris Fashion Week para trabajar a su propio ritmo y reinventar sus shows. Incluso muchos fotógrafos y reconocidas marcas empezaron a desarrollar nuevas estrategias como realizar campañas y editoriales con una modelo desde su casa y ellos fotografiando a través de la pantalla.

4. NUEVO CONSUMIDOR

moda-después-pandemia

Luego del coronavirus, se presentará una sociedad pospandemia en la que la prioridad ya no será el consumo frenético de ropa barata de usar y tirar, sino una nueva forma de consumo esencial y responsable, dando prioridad a la calidad ante la cantidad.

El usuario ha frenado en seco su vida dando lugar a la aparición de un nuevo consumidor más consciente, 100% digital y ahorrador. Estos cambios son puntos claves para conocer las nuevas tendencias de consumo.

moda-después-pandemia

El panorama obviamente dependerá de cuánto afecte la crisis a los ingresos de cada uno, pero se pueden ver dos posibles situaciones en cuanto se normalicen las actividades:

Como primera instancia, al terminar el confinamiento, se intuye un hiperconsumo, estimulado por las ofertas y sobrecarga de stock de las marcas tratando de superar la crisis económica. Pasado ese momento, la tendencia será la de adoptar un consumo más consciente y sostenible. Las marcas deberán escuchar a este ‘nuevo consumidor’ que invertirá únicamente en productos esenciales y será más creativo con lo que ya tiene. Se viene una nueva época en donde exigirán compromiso social y experiencia de compra, siendo mas relevante que las prendas o accesorios que puedan producir.

5. CONSUMO LOCAL

moda-después-pandemia

Si no consumías muchas marcas argentinas, es probable que a partir de esta crisis hayas conocido algunos diseñadores nuevos. Sea por la imposibilidad de viajar o por querer ayudar a estas pequeñas empresas, una de las cosas positivas que ha generado el COVID-19 es que ha despertado el interés y apoyo de lo hecho en nuestro país.

La gran mayoría de los diseñadores locales son emprendedores que, al igual que el resto, se han visto muy golpeados por la situación. Adquirir productos nacionales reactiva la economía y apoya el diseño artesanal.

Mirando el lado positivo como en toda crisis, nos ha obligado a quedarnos en nuestras casas. A tener tiempo para nosotros, para reflexionar y para estar con nuestros seres queridos. A darnos cuenta de lo que realmente necesitamos para sobrevivir y a valorar lo que hoy en día no tenemos permitido.

Te invitamos a que te replantees la manera en la que consumís y te relacionás con las marcas. Recordá que es nuestra responsabilidad exigir que las empresas sean más responsables con el medio ambiente y su impacto en el planeta.

“Buy less, choose well” - Vivienne Westwood

moda-después-pandemia