De la SELVA al ASFALTO: #3 TIPS para animarte al PANTALÓN CARGO

En tiempos difíciles la austeridad, comodidad y funcionalidad del vestir lo es todo.

pantalon-cargo

Y no es novedad, hace un par de meses te anticipamos que la moda utilitaria está en boga y, con ella, ha resurgido el overol o monoprenda, una silueta más holgada para no perder ni una cuota de movilidad, la suela gruesa, los chalecos con bolsillos y un largo etcétera de ítems en clave workwear.

pantalon-cargo

Y si de prendas utilitarias se trata, por excelencia, el pantalón cargo es una de ellas.

Éste desafió el paso del tiempo, y advertimos su llegada a la órbita trendy a la par de la inspiración safari, consagrándose así en un must de infinitas etiquetas internaciones hasta el día de hoy y en las calles de las principales capitales de la moda, entre un séquito de celebridades centennials que lo lucen hasta la saciedad; las hermanas Hadid, Billie Eilish, Zendaya, Hailey Baldwin y Kaia Gerber lo confirman.

pantalon-cargo

Haciendo un poco de memoria, el pantalón cargo data de la primera mitad del siglo XX.

Inspirado en el uniforme de los paracaidistas, incontables soldados británicos en el frente de batalla se enfundaron en él por su diseño confortable y funcional.

La inmensidad de sus bolsillos laterales les permitía almacenar municiones, herramientas, vendas y mapas de guerra.

pantalon-cargo

Esos mismos pantalones rectilíneos, holgados y desfachatados se incorporaron, años más tarde, pasadas las Guerras Mundiales, como atavíos fabriles y, exclusivamente, para actividades al aire libre como la pesca y la caza.

De ahí su bajada inspiracional en la actualidad de la moda urbana; de la selva al asfalto (y a las vidrieras, claro).

pantalon-cargo

¿Pero cómo se adaptó al closet femenino?

En su devenir histórico, el pantalón cargo dejó en el camino su aura bélica, reconvirtiéndose en una prenda %100 unisex.

Grandes maestros del diseño europeo introdujeron la tendencia safari avanzada la década del 60s; este fue el puntapié. Los años noventa y principios del 2000 también hicieron lo suyo.

También podes leer >>> "Lo último en BOTAS con PLATAFORMA"

El éxito vertiginoso del cargo vino de la mano de las estrellas del pop como Britney Spears, Gwen Stefani, Christina Aguilera y Avril Lavigne; lo hicieron un hit en un santiamén.

pantalon-cargo

Probablemente muchas de ustedes coincidan con que esta prenda rudimentaria, impregnada de historia y aventuras, no es para nada estilosa ni favorecedora.

En parte, están en lo cierto. El volumen de sus bolsillos laterales, la estructura del textil con el que, en su mayoría, son confeccionados, y el efecto abullonado y voluminoso de su caída, no es una buena ecuación para armonizar la silueta.

pantalon-cargo

Por eso, enlisté TRES CONSEJOS CRUCIALES que debes tener en cuenta para hacer de un pantalón cargo una pieza aliada:

1.

Cargo sastrero: la reversión más elegante. El pantalón se reinventa estas últimas temporadas con géneros etéreos, bolsillos no tan volumétricos, un corte recto y una línea sastrera. Para obtener una silueta mucho más estilizada no dudes en elegir esta opción.

pantalon-cargo

pantalon-cargo

2.

Volumen superior: si el pantalón cargo no te convence por su robustez visual, para equilibrar las proporciones, una sugerencia básica es incorporar hombreras o prendas superiores con volumen. Un blazer negro suma mil puntos.

pantalon-cargo

pantalon-cargo

3.

Líneas verticales: con zapatillas o más altura, lograr una pierna infinita con un cargo no es sencillo, pero tampoco imposible. Te recomiendo no usar borcegos negros que contrasten con el tono del pantalón, evitar los dobladillos y optar por un cargo tiro alto. Un cinturón con caída es súper valido para agregar líneas verticales a la morfología.

pantalon-cargo

pantalon-cargo

Recordá: estos consejos son herramientas; tómalas o déjalas. Acá quien tiene la última palabra sos vos.

¡Visitá el perfil de Lucas! >>> @lucasdamiano

pantalon-cargo