¿JEANS rotos? Desgastalos y dale un aire nuevo a tus jeans con estos consejos

El jean es esa prenda bendita que nunca pasa de moda. Eternos y amados por todas, pueden descansar inalterables en nuestro placard por varias temporadas.

El riesgo es aburrirnos de ese par que fue nuestro favorito durante un largo tiempo.

Por suerte, los ripped jeans son esa prenda trendy y canchera que propone la reversión de los clásicos.

La consigna entonces, tras el aburrimiento, es transformar tus jeans ya sea desgastándolos, cortándolos o rasgándolos para darles un aspecto distinto.

Atentas: aunque parezca fácil a primera vista, hay algunos pasos que es recomendable seguir. Mirá como hacerlos vos misma y animate a cambiarle el look a tus pantalones de siempre.

LAS HERRAMIENTAS NECESARIAS

✔ PIEDRA PÓMEZ: desgasta la tela sin romperla.

✔ CUTTER: deshilacha con cuidado sin llegar a romper el pantalón y crear un agujero.

✔ LIJA: siempre es preferible la piedra pómez, pero consigue el mismo efecto.

✔ RALLADOR: deshilacha y rompe tus jeans con facilidad. Ideal si buscás una rotura exagerada.

✔ PINCITA DE DEPILAR: son las que tenés que utilizar para sacar los hilos de las zonas que cortes, para dar un efecto más “natural”.

(1) ELEGÍ EL MODELO

Elegí a consciencia el jean que querés alterar. Pensá que no volverá a ser el mismo: ¿ajustado, chupín o boyfriend? ¿Azul, negro o blanco? ¿Tiro alto o bajo?

El estilo roto es más relajado, lo que hace que el boyfriend o los mom jeans sean los favoritos de siempre.

Conviene primero practicar con alguno viejo que no uses o con retazos de denim que puedas llegar a tener en tu casa. Solamente cuando estés segura de la técnica que vas a implementar, pasá al jean que querés transformar.

(2) BUSCÁ LOS ELEMENTOS

Para que parezca auténticamente roto, está bueno desgastarlo antes de empezar a romper. Para esto podés usar una lija, virulana o incluso una piedra pómez.

#LOOKEATIP: para evitar romper la parte de atrás del _jean_colocá un pedazo de cartón o de madera entre la parte de atrás y de adelante del pantalón.

(3) MARCÁ LAS ZONAS

Con tiza o alfileres delimitá el lugar donde querés desgastarlo o romperlo. Para este paso es importante que tengas puesto el pantalón y estés de pie para visualizar bien la altura a la que van a quedar los cortes o detalles.

(4) EL DESGASTE

Poné el jean sobre una superficie plana y comezá a rasparlo con la lija, virulana y piedra pómez hasta que la tela empiece a quedar finita y se vea gastada. Es un proceso que lleva su tiempo y depende del grosor de la tela.

(5) LOS CORTES

Cuando el jean esté lo suficientemente desgastado, tomá una tijera o cutter y usá el borde para empezar a raspar la zona donde querés los cortes. Si no querés agujeros, raspá hasta que empieces a ver las fibras blancas debajo de la superficie de la tela.

Cuando ya llegaste a este punto, podés usar una pincita de depilar para sacar los hilitos de los bordes y que se vea más desgastado. Si tu objetivo es que se vea piel, es hora de cortar con el cutter o la tijera.

Por último recordá que lo mejor de hacerlo vos misma es que podés romperlos a tu gusto. El efecto puede ser más sutil o súper llamativo, lo importante es que lo hagas con tu impronta y estética.

Tags: MODA