DESCANSÁ tu mirada en #5 (pasos)

¿Cuántas veces nos pasa de levantarnos con los ojos súper hinchados, sintiendo una molestia que no nos deja despertarnos al cien y lucir nuestra mirada como deseamos?

Esto puede pasar por retención de líquidos, dormir poco, o hasta incluso por no haber limpiado bien esta área antes de irte a dormir. Pero, ¡tiene solución!

Hoy te contamos como resolverlo en solo cinco pasos.

#1 Limpieza: Limpiá el contorno de ojos y las pestañas con un producto especifico de ojos para evitar cualquier tipo de irritación o alergia. (Tené en cuenta que el contorno de ojos es todo, incluyendo ojeras y párpado superior e inferior).

#2 Hidratación: Nutrí esta zona con tu contorno de ojos. Recordá esparcirlo suavemente con la yema de tus dedos.

#3 Mascarilla: Aplicá un parche (eye patches) en cada ojera y déjalo actuar por 15 minutos y luego retiralos.

#4 Masajes: Para este paso podemos utilizar un accesorio como el roller de piedra o los dedos.

Si tenes el roller podes utilizarlo masajeando de 3 a 5 minutos desde el lagrimal pasando por las ojeras hasta la zona de las patillas de gallo y desde el lagrimal pasando por la zona de los párpados hasta la zona de las patilla de gallo.

En caso de hacerlo con los dedos, recordá trabajar siempre con la yema realizando una suave presión. Podés sumarle unos pequeños toquecitos como si estuvieras tecleando todo tu contorno de ojos.

#5 Refrescar: Por ultimo cerrar tus ojos rocíalos con agua termal para terminar de descongestionar y refrescar.

Sonreí también con tu mirada. Hacelo al #EstiloAsana.