(7) TIPS para MANTENER tu ROPA 0KM

Si del cuidado de nuestras prendas se trata, existen trucos por doquier.

tips-lavarropas

Desde la época de nuestros padres -cuando lavaban a mano- hasta la buena utilización del lavarropas puede conservar nuestra ropa como nueva. Depende únicamente de nosotras y de la dedicación que le demos al tema.

De por sí hay cosas que parecen obvias, pero justamente por obvias no las hacemos y pecamos de sabiondas. Por suerte, todos los días se aprende algo nuevo y el cuidado de las prendas es el tema en cartera del que vamos a hablar hoy.

tips-lavarropas

Para las fanáticas de la moda no hay nada más lindo que conservar la ropa intacta como aquella vez que la compramos.

Ese vestido de lentejuelas, el pantalón de pata ancha, la pollera plisada o esa remera básica infaltable. Son todas prendas que nos trasladan directamente a momentos, recuerdos, personas y lugares.

Podemos decir también que el contexto en el que nos encontramos actualmente nos hace más conscientes.

Con lo cual, es mejor cuidar nuestra ropa y conservarla como nueva para poder volver a reutilizarla y porque no... también ayudar y empezar a formar parte del cambio sustentable del que todos hablan.

Por aquí algunos consejos:

LEER LAS ETIQUETAS

Aunque parezca obvio, no es algo que suela hacerse. Usualmente sucede que al tocar la ropa sacamos conclusiones sobre la tela pero no siempre prestamos atención a los cuidados que requiere esa prenda.

Como es sabido, algunas se lavan a mano, otras en lavarropas, a diferentes temperaturas y en distintos programas. Todos esos datos nos lo da la etiqueta que se encuentra cosida generalmente en los laterales.

tips-lavarropas

UTILIZAR BIEN EL LAVARROPAS

El lavarropas como tal puede dejarte la ropa impecable, siempre y cuando lo sepas usar. Lo recomendable es lavar con agua fría, el agua caliente tiende a achicar las prendas. Recordá consultarlo con la etiqueta.

tips-lavarropas

A VECES (MUCHAS VECES) HAY QUE LAVAR A MANO

Da fiaca, pero te puede salvar más de una prenda. Hay ítems que son muy delicados y requieren la suavidad del lavado a mano y el famoso jabón blanco. Incluso... es mejor sacar algunas manchas de antemano para después acudir al lavarropas.

Por ejemplo: una mancha de aceite, salsa de tomate, un vino.

tips-lavarropas

¡OJO CON EL SECARROPAS!

Si bien el secarropas resuelve el tener que colgar la ropa en un tender y, por ende, no ocupar la mitad de tu departamento (como en mi caso); puede achicar las prendas y a partir de ahí no hay retorno.

Si sos de las fanáticas del tender y de que la ropa se seque al aire libre, ojo de no exponer todo al sol, puede aclarar o desteñir. Lo ideal es tender a media sombra.

tips-lavarropas

¿CUÁNDO USAR PERCHAS?

Es cierto que resulta más cómodo colgar todo en perchas a tener que doblar prenda por prenda pero... es importante hacer el esfuerzo: algunos vestidos o remeras con mangas pueden deformarse.

Lo recomendable es colgar únicamente pantalones y aquello que tenga bretel finito. Los primeros en dos partes para que queden bien estirados y mejor aún si es en perchas de madera ya que soportan mejor el peso.

Respecto a las camisas, de ser posible colgarlas en perchas de terciopelo para acompañar la caída de los hombros y que no se arruguen.

tips-lavarropas

LIMPIAR SIEMPRE EL CALZADO

En esta sección hay muchos trucos, pero no es lo mismo limpiar zapatos que zapatillas. Si hablamos de zapatos, primero tenemos que asumir el compromiso de limpiarlos cada vez que los sacamos a dar una vuelta.

Para que duren hay que tener siempre a mano un trapo (y si es posible, que ese trapo se utilice únicamente para tal fin) para sacarle esa suciedad tipo polvo que tiende a pegarse en la suela.

Además, es esencial contar con una pomada (¡del color del zapato!) para darles brillo. Si de zapatillas se trata, usar un cepillo de dientes o esponja con la ayuda de algún jabón líquido.

tips-lavarropas

REUTILIZACIÓN Y SUSTENTABILIDAD

Como mencioné antes, es imposible hacer oídos sordos a lo que sucede alrededor.

Si bien, los cambios conllevan un proceso: una buena forma de empezar es tomando conciencia de lo que tenemos, cuidarlo, reutilizarlo; y porque no transformarlo en otra cosa: un vestido que pasa a ser remera, un pantalón que se transforma en short. Posibilidades hay muchas, todo está en vos.